ATENCIÓN A LAS VÍCTIMAS DE SINIESTROS VIALES

El pasado día 12 de noviembre se aprobó en Asamblea General Extraordinaria de ATESVEX la modificación de sus Estatutos, en relación con el artículo relativo a los fines de la Asociación, incorporando a ellos la atención a las víctimas de siniestros viales. 

Esta modificación, ya inscrita y con plena vigencia tras la correspondiente Resolución favorable, se abordó como un asunto de importancia trascendental, en lo que supone una contribución directa a prestar un servicio gratuito de utilidad social general, tanto para informar, como para asistir a las víctimas; y también para organizar actividades específicas tendentes a sensibilizar y concienciar a la población y fomentar la prevención como máximo exponente de cara a la evitación de siniestros viales; así como participar en programas de reeducación vial.

Creemos que es un paso importantísimo para ATESVEX, que se adapta a las necesidades sociales. Como Asociación de Técnicos en Educación y Seguridad Vial, los propios asociados estimaron que complementar sus actividades incorporando estos fines, constituía un avance significativo.

ATESVEX es la primera asociación de España que reúne en una misma asociación, los fines relacionados con la promoción y desarrollo de la Educación Vial, de la Seguridad Vial, y de atención a las Víctimas, aprovechando el potencial humano de sus propios recursos, con una amplia experiencia. Todo ello para garantizar la atención humana, la prevención, y la reeducación.

Este apoyo a las UVAT de las Jefaturas Provinciales de Tráfico y DGT, y a otras iniciativas sociales de asociaciones, fundaciones y onenegés, representa un refuerzo permanente que tendrá un desarrollo inmediato con la puesta en marcha de un grupo de trabajo, compuesto por un equipo de personas de ATESVEX que podrá asesorar, informar en general, y orientar gratuitamente a quienes lo soliciten, tanto a través de la página web, como de dirección de correo electrónico exclusiva, o a través de teléfono o fax. El trabajo específico se completará con actividades y eventos que se organizarán el próximo año, que están ya en fase de planificación.

Desde esta página, nos ponemos a disposición de las personas que, entretanto vayamos perfeccionando el acceso al servicio, quieran contactar con nosotros por la vía ordinaria en el apartado CONTACTOS.

 

 

Nuestro logo, lucirá el lazo naranja en recuerdo de las víctimas de siniestros viales, identificando de esta manera el servicio que intentamos prestar.

En nuestra sociedad actual, estamos alcanzando un punto evolutivo importante en relación con los siniestros viales, y la interiorización, comprensión y generación de sensibilidades; con respecto a las víctimas derivadas de los mismos.

La magnitud y trascencendia de los siniestros viales, tienen, al auspicio de una primera impresión, un impacto psicológico y emocional muy directo en las personas que sufren lesiones por traumatismos asociados al siniestro, y en el entorno familiar y de amistades; tanto por lesiones como por fallecimientos.

Aunque se ha tardado demasiado tiempo en reconocer e identificar los problemas de toda índole psíquica y psicológica que acompañan a los siniestros viales y el entorno victimal, hemos comenzado a reaccionar como sociedad con la escucha activa de las voces provinientes de esa esfera como detonante.

Este posicionamiento incisivo defiende los derechos de las víctimas, en términos asistenciales y ayuda de todo tipo, desde el momento en que se produce un siniestro, y les acompaña en orientación, asesoramiento, trámites, atención psicológica, etc.

No hay nada de mayor valor que nuestra propia vida, y es tan difícil comprender el sufrimiento de una víctima, o familiar, si no se ha tenido esa experiencia; como imaginar que la restitución del daño causado pueda hacerse mediante una indemnización económica, cuando las haya.

La atención especial a las víctimas debe fomentar un espíritu coadyuvante a insertar en la psicología colectiva la empatía necesaria para generar una actitud de respeto y colaboración para alcanzar un nivel de madurez social importante, poniendo como objetivo llegar a CERO VÍCTIMAS.

Todos podemos ser víctimas, y en conclusión, comprender la trascendencia de la corrección de nuestros comportamientos viales, y el respeto por la vida, implica que lo que estamos consiguiendo en realidad, fundamentalmente, es proteger nuestra vida, y la de los demás usuarios de las vías, que no tienen por qué recibir un daño externo ajeno a su voluntad de vivir en un mundo libre, ordenado y respuestuoso en su convivencia vial.

Desde esta página, ATESVEX presta su ayuda a las personas que sean víctimas, bien como interlocutor directo, o intermediario.

La conciencia individual de cada persona inmersa en la vorágine del tráfico, al fin y al cabo todos nosotros, representa una vida que hay que proteger.

Esta asociación incluirá en sus actividades y proyectos la atención a las víctimas como uno de los ejes fundamentales y prioritarios, al igual que la prevención.

 

ES TU CONCIENCIA... ES TU VIDA.